Coqueteando con la huesuda

La muerte nos lleva a pensar en muchas cosas, pero nadie se pone a pensar en lo que pasa por la cabeza de alguien con alguna idea de querer sentir o vivir la muerte. Pero lo menos que uno se imagina es pensar en que una joven en pleno vigor pueda llegar a pensar en coquetear con la muerte solo porque piensa que su vida no tiene sentido, pero pasó por la cabeza de la joven Julia que solo porque su papa no logró darle la fiesta que ella quería para sus 15 años.

Julia una chava, alegre, con una visión de la vida que a muchos le sorprendería, con muchos objetivos y metas que sabía que tenía que cumplir para poder ella sentirse feliz. Pero los malditos estereotipos lograron entrar en la cabeza de Julia, la presión de grupo y la imagen de la sociedad penetró tanto a Julia que, al ver su fiesta de 15, la cual sería la que muchas quisieran, ella no se conformó e hizo lo que nunca imaginamos de ella.

Entrando al baño del hotel, con uno de los muchos cuchillos que había en cada mesa de invitados, se encierra y lo único que piensa es en la vergüenza que acaba de pasar pero no sabe el daño que le hará a una persona que ni siquiera se imagina, pero lo hace, si, Julia se clava el cuchillo en la pierna y se suicida pero más que eso lo único que hizo fue darle un cuerpo más a la huesuda del cual puede presumir que consiguió.

Reclamándole al remordimiento
El dolor lo consume, no puede creer que este enterrando al amor de su vida y que nunca tuvo el valor para poder decirle todo lo que sentía, que por más que trató de demostrárselo ella siempre volteó a ver a otros chavos. Era el entierro que más le había dolido por todo lo que no había hecho por ella, todo lo que siempre quiso hacer pero que ella simplemente no dejo que lo hiciera.

Si, así se siente Carlos, el siempre enamorado de la chica que para él era con la que pasaría el resto de su vida, pero ella simplemente decidió cortar con la suya antes de que él pudiera hacer algo. Era alguien que no tenía mucho económicamente, pero era del corazón más grande que podía existir, siempre trató de darse a conocer por sus valores y sentimientos, pero nunca fue correspondido por la persona que él deseaba.

No tenía culpa ni remordimiento simplemente tenía odio y frustración hacia él por no tener las agallas de poder gritar al mundo lo que sentía por Julia, ahora solo le queda reprocharse y pensar en que hubiera pasado de tener un poco de valor y le hubiera revelado su amor.

Lo alcanzable ha muerto
Martes 23 de febrero, un día en el que Carlos perdió todo lo que podía soñar y que para él nunca le fue inalcanzable, pero a las 2:30 de ese día, murió lo que para él era alcanzable hasta ese día. Ese día fue el día en el cual murieron todos sus sueños.

Miércoles 24 de febrero, Carlos se sigue reprochando el no haberle dicho todo lo que sentía a Julia, seguía pensando que era culpa de él que ella no supiera que hacer en ese momento de flaqueza. Pero toda su familia trata de hacerle entrar en sus cabales para que se deje de perjudicar y no se lamente más.

Jueves 25 de febrero, un día en el que Carlos muere con sus sueños y con su amor, si, Carlos no aguantó sus sentimientos encontrados y simplemente se suicidó con la firme intención de calmar lo que sentía, pero lo único que hizo fue buscar la salida fácil. Carlos nunca se puso a pensar que lo único que él tenía que hacer era poder encontrar sus sueños con alguien que si valorará lo que él quería hacer por ella, pero así somos los hombres, nos gusta el sufrimiento y cuando es demasiado buscamos la salida fácil, la cual es matar y enterrar nuestros sueños, aunque eso quiera decir morir literalmente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s